Fin de Año

Qué extraña sensación, mirarte a los ojos y ya no saber quien sos.
Estaba tan segura de nosotros, tan cerca estaba el futuro que casi podía tocarlo.
Pero ya no sos vos, el mismo que me amaba, el que quería compartir conmigo el resto de nuestras vidas.
Y aunque te busque, aunque trate de comprenderte, ya no puedo hacerlo.
A veces el amor no alcanza para hacernos felices. El mío es una foto borrada, un par de recuerdos guardados y un contrato roto. Tiempo y ausencia.
Te deseo Feliz Año. Y que encuentres la paz que necesitás, la que yo no te supe dar.
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Anuncios
Esta entrada fue publicada en Amores. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s